Comunales

Puerto Montezuma es un pueblo construido con Amor y Esperanza, por eso ha triunfado y triunfará ante sus amenazas.
Ya en la época precolombina se dice que el Cacique Moctezuma, visitó sus costas, atraído quizá, por su magnetismo energético.
Por lo años de 1940, llegó a formar el Triángulo de la Esperanza, junto a Manzanillo de Arío y Tambor. Gente llegada de todas partes encontraron en sus entrañas, una tierra rica para plantar sus sueños, regados con el sudor de largas faenas de trabajo. Se conoció por entonces, toda la región, con el nombre de Montezuma que llegaba hasta Bijagua por un lado y al Río Pánica por el otro y pertenecía todo al Distrito Quinto - Paquera.
Panadería, Farmacia, Médico, Agencia de Policía, Telégrafo, Iglesia, Salón de baile, Comisariato, Escuela,… y una muy importante bodega del Concejo Nacional de la Producción (CNP) en donde se almacenaba la abundante producción de la zona, que era sacada en lancha, desde este Puerto Montezuma. Llegaba gente… salían productos en abundancia, para alimentar a la Meseta Central.
Cuando se abrió la carretera, con ella la vida de esta pequeñita ciudad-puerto, se fue apagando. Llegó después la sigatoca y terminó de desilusionar a muchos que se marcharon. También hubo una gran sequía que acabó con los hatos de ganado. Pero la esperanza y el amor se mantuvieron vivos en el corazón de muchas familias que perseveraron, conservando aquellas edificaciones testigos mudos de la bonanza de antaño.
Un día aparecieron dos extranjeros llegados de muy lejos, buscando el lugar de un sueño que ambos tuvieron una noche y de cuyo recuerdo tenían el contorno de sus costas. Sí, se quedaron en Montezuma, cuyo nombre empezó a resonar en el mundo entero, ya que Karen Mogensen y Niels Olof Wessberg, dieron su vida, por la conquista de la primera zona protegida de Costa Rica, Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco, y plantaron en el corazón de Montezuma la Reserva Natural Absoluta Niels Olof Wessberg. Fueron ellos quienes con cautela y sabiduría acercaron a Gitza Gatti y Albert Ingalls, que fugitivos por su amor, plantaron en esta tierra bendita su hogar y dejaron como herencia el Refugio Mixto Romelia, en donde se está diseñando un plan de protección especial para la tortuga lora. Así otros fuimos llegando, venciendo muchas dificultades, pues antes que carretera era una trocha, sin puentes y con muchos ríos. Y cuantos nos encontrábamos en este hermoso lugar, nos decíamos lo mismo “… no le cuentes a nadie…” como si nuestro recelo y egoísmo pudieran vencer, el poder del Amor, la Esperanza, la Entrega y la Dedicación, de los y las habitantes que han hecho grande a Montezuma.
Montezuma sigue siendo un puerto, fortalecido ahora, con gente que llegó para quedarse, argentinos, alemanes, italianos, australianos, nicaragüenses, canadienses… todos ofreciendo servicios a los miles de turistas que nos visitan durante todo el año y que son fuente de trabajo directo e indirecto, para cientos de familias de los pueblos vecinos de Cabuya, Delicias y Cóbano.
La amenaza del gran terremoto de Nicoya, ha quedado atrás, ante la amenaza del Concejo de Distrito, de demoler las construcciones de este histórico puerto.
Manifiéstate, envía un telegrama de apoyo para que Puerto Montezuma siga siendo tu casa y la nuestra. Con el servicio del 123 del ICE envía tu mensaje al Presidente de Costa Rica, Oscar Arias Sánchez y a la Señora Rocío Aguilar Montoya, Contralora de la República.
 
 
 
 
casa-de-Nono-Hotel-Moctezuma-y-locales-comerciales-
 
MONTEZUMA
 
Puerto-Montezuma-abordaje
 
IMG_1155
 
Puerto-Montezuma--playa-del-centro
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Publicidad

perforacionesulate.jpg

PUBLICIDAD

Muebles La Península