Opinión

¿Y DONDE EL ICT?

Aquí una historia real y lastimosa sobre la cual queremos saber de acciones correctivas concretas que la ley del ICT le obliga.

Digamos que se trata de mi amigo Sol-air que le escribe a NATURE AIR:

“Gracias por su respuesta. Si tiene paciencia, vale la pena que lea estas líneas, que forzosamente son mas que las que hubiera querido, pero mas breve, me temo no reflejara los hechos con la claridad que aspiro le lleguen.

Soy Argentino residente en Tambor desde hace 9 años y desde entonces uso con exclusividad NATURE  AIR por una triste experiencia que tuve hace años con SANSA con una hija que se rompió una pierna en Tambor y fue NATURE quien nos salvó de la difícil situación.

Mi relato:

martes 22/10/ 2013.

12 hs md hago el check in en el Aeropuerto Juan Santamaría para el vuelo a Tambor de las 2pm.

Me explican en el counter que la puerta es bajando las escaleras. Seguramente me informan verbalmente el número, y me dan el boarding pass.

Accedo al preembarque y voy a la puerta cuyo número leo en el boarding pass. puerta 12. escaleras hacia abajo.

Almuerzo y bajo a la referida puerta. Sala vacía y nadie en el counter de la puerta hasta las 2,20pm.

Salir del aeropuerto una vez adentro para ir al counter, bien se sabe que es imposible. No hay ningún mostrador ni teléfono para comunicarse con el counter. los altoparlantes nada decían del vuelo de NATURE AIR y las pantallas indicadoras de los vuelos tampoco.

Afortunadamente tenia en la memoria del celular el número registrado de mi llamada cuando compré el pasaje.

Llamo, explico la situación y pregunto qué hacer? Obviamente, tras largo rato de espera, me piden que me dirija a la puerta 17.

Dos empleados de NATURE AIR me aguardan y me explican que el vuelo ya salió. Muestro el boarding pass donde se leía puerta 12. Un casi imposible número 17.

Única explicación: le dijimos el número de puerta al darle el boarding pass -sic-

Pido me reintegren el importe del pasaje: no reintegramos.

Pido me lo dejen abierto: no abrimos pasajes.

Pido me lo transfieran para volar el día siguiente: no transferimos.

Pido pagar la multa para cambiarlo para el día siguiente: la multa le sale mas cara que un nuevo pasaje.

Salir del allí: una odisea. recuperar mi maleta, doble odisea. (solo con la cédula se aborda un vuelo a Tambor. En migraciones de salida del aeropuerto, si o si hay que pasar con un pasaporte) afortunadamente recién llegaba de Panamá, y la buena voluntad de la empleada de migraciones hizo que buscara los registros de esa mañana, cuando a las 5am había llegado de Tocumen. Nada de esto último está bajo control vuestro, pero las cosas así son.

Conclusión: indefectiblemente tendrán que buscar una solución para este tipo de situaciones que en cualquier momento se pueden repetir. y si los pasajeros en desgracia son extranjeros y no hablan castellano, no quisiera estar en sus zapatos.”

AQUÍ FIRMA MI AMIGO SOL-AIR, A QUIEN ESTA ES  OTRA EXPERIENCIA QUE NOS CONFIRMA QUE NUESTRO PAIS NECESITA DE UNA URGENTE REVICION ACERCA DE LA RESPONSABILIDAD PERSONAL DE CADA UNA DE LAS PERSONAS QUE HABITAMOS Y TRABAJAMOS SEA EN EL GOBIERNO SEA EN LA EMPRESA PRIVADA.

 Con lo sucedido todos y todas perdemos.

 

Más artículos...

Publicidad

pensionarenas.jpg

PUBLICIDAD

Muebles La Península